Comerciantes de la franja de arena esperaban más durante período vacacional

“La crisis después de un año de confinamiento ha pegado duro en el bolsillo de todos: Antonio Casarreal”

Irene Ramírez

Acapulco, Gro., a 15 de abril de 2021.- No cabe duda que todos se alegran cuando llegan las vacaciones, tanto los viajeros que saben que saldrán de lo cotidiano a disfrutar de las playas de Acapulco, y también los prestadores de servicios, restauranteros, y todos los trabajadores que viven directamente del turismo y los esperan para atenderlos como se merecen.

Pero este período de vacaciones no fue lo mismo para ambos, para el que quiso viajar y no pudo, pues la crisis después de un año de confinamiento ha pegado duro en el bolsillo de todos, y mucho menos para el que aquí en el puerto esperaba al turista para brindarle un buen servicio.

En la zona tradicional del puerto, que es la más visitada, no se cumplieron las expectativas para los restauranteros, aunque afirmaron, que al menos ganaron lo suficiente para ir abonando a las muchas deudas que se fueron generando durante todo el año.

“Nos fue más o menos, digo no voy a decir que no, porque sí hubo turismo, las playas estaban llenas, pero no fue como en otras temporadas pasadas, que a como estuvo el año pasado ahora hubo un poquito más, y gracias a Dios hubo para pagar un poquito de deudas como la luz, el agua, que estábamos atrasados”, dijo Antonio Casarreal.

El representante de la Sociedad Cooperativa de “La Unión”, Antonio Casarreal, aseguró que los turistas que vienen dispuestos a gastar son los que llegan después de la semana mayor, y aún una semana después de concluir el período vacacional, así es que aún tiene la esperanza de que lleguen más visitantes.

“Esperemos o esperamos que de aquí en adelante el turista que gasta se venga porque hay mucha gente que no vino, no vino a causa de la pandemia y tiene miedo de salir pero hay otros que sí salieron y dicen que ya no aguantaban estar encerrados, y nosotros tenemos clientes que nos conocen de años nos platican que ya querían salir un rato aunque sea, y así le digo esta semana es mejor que la Semana Santa, ha sido un poco mejor, esperábamos más, pero bueno, de nada, algo, algo porque ya vio el año pasado estuvo peor que ahora”, agregó.

Con la esperanza de que aún lleguen más visitantes, los prestadores de servicios aprovechan y dan la mejor atención a las pocas personas que llegan a sus establecimientos, pues afirman que deben cuidar tanto a los consumidores locales como de afuera, y están listos para que en cualquier momento vean llegar nuevamente al turista y se lleve la mejor imagen y atención del puerto.